Violencia desplaza a más de ocho mil personas durante 2019

Durante el 2019 al menos ocho mil 664 personas fueron desplazadas del lugar donde vivían por diversas situaciones de violencia, reveló esta mañana jueves la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH).

A través de su informe Episodios de Desplazamiento Interno Forzado Masivo en México, la organización social indicó que los desplazamientos forzados ocurrieron en 61 localidades de 27 municipios, donde la gente tuvo que abandonar su hogar por situaciones de violencia.

Guerrero, con cinco mil 128 personas desplazadas, fue la entidad donde más se presentó este problema, seguido por Oaxaca con mil 71 afectados; Michoacán con 704; Chiapas con 668; Sinaloa con 339; Chihuahua con 300; Durango con 260, y Tamaulipas con 140.

La violencia generada por grupos armados organizados provocó al menos 16 episodios de movilizaciones masivas, en las cuales se vieron afectadas seis mil 925 personas.

También hubo 11 episodios de desplazamiento por violencia política, conflictividad social y conflictos territoriales en los que resultaron afectadas mil 658 personas. También se registró un episodio de movilización por violaciones a derechos humanos que afectó a 81 personas.

Estos desplazamientos se originaron por ataques violentos, enfrentamientos, temor a la violencia de organizaciones criminales, expulsiones y/o amenazas, privaciones ilegales de la libertad y/o delitos contra la vida y la integridad física.

Respecto a las consecuencias de este fenómeno, la CMDPDH explicó en su informe: “El desplazamiento forzado y los hechos de violencia que lo detonan pueden generar múltiples afectaciones inmediatas, como la pérdida de patrimonio y medios de subsistencia, impactos a la salud física y psicoemocional, la pérdida de acceso a servicios básicos, la separación de familias, la ruptura de vínculos comunitarios, entre otros”.

Aunque la cifra de desplazados aparentemente ha disminuido desde el 2016, cuando se contabilizaron más de 23 mil desplazados, la CMDPDH criticó que el Gobierno mexicano aún no logra garantizar condiciones de seguridad y de respeto a los derechos humanos para que la población pueda vivir con tranquilidad.

“La información registrada y analizada por la CMDPDH en 2019, así como la de años anteriores, muestra un panorama preocupante: altos niveles de violencia, conflictos sin resoluciones, regiones y zonas del país donde la violencia es constante, comunidades completas en situación de desplazamiento prolongado sin perspectivas de encontrar una solución duradera y personas que, perseguidas por la violencia, son obligadas a desplazarse una y otra vez”, señaló el informe.