Truchas, charales y blanco ciego, especies en peligro de extinción

Truchas nativas, charales y blanco ciego son algunas de las especies de peces de agua dulce mexicanas que se encuentran en peligro de extinción, de acuerdo a una investigación de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

El estudio sobre “El estado y la distribución de peces de agua dulce en México”, establece que el 39.9 por ciento, es decir, 165 especies de las 536 evaluadas, se encuentran en riesgo de desaparecer, conforme a las categorías y criterios de la Lista Roja de la UICN.

Los principales motivos por los que estos peces se encuentran amenazados son: Modificación de su hábitat natural, por el desarrollo de infraestructura hidráulica e hidroeléctrica, desviación de aguas superficiales y extracción de aguas subterráneas para abastecer las actividades domésticas, industriales y agrícolas (45 por ciento); contaminación por aguas residuales domésticas, urbanas e industriales (35.4 por ciento), así como la introducción, establecimiento y propagación de especies exóticas invasoras (19.6 por ciento).

Conforme a la investigación, 76 especies de peces mexicanos de agua dulce son aprovechados en la industria de los acuarios ornamentales, mientras que el 23.9 por ciento de las especies están incluidas en la pesca de subsistencia, 18.3 por ciento sólo se comercializan localmente, 26.5 por ciento tienen importancia a nivel nacional y 14.6 por ciento cuentan con mercado a nivel internacional.

Las mayores concentraciones de peces de agua dulce en peligro de extinción viven dentro de los embalses de los ríos Lerma y Santiago en el centro de la República Mexicana, incluidas las especies que se encuentran dentro de los lagos de Pátzcuaro, Cuitzeo y Chapala, así como en regiones costeras a lo largo de la península de Yucatán.