Pide Iglesia católica preparar a niños para peligros de la adolescencia

En clara alusión a la tragedia ocurrida en un colegio de Torreón, Coahuila, el pasado viernes y que dejó como saldo una maestra muerta, diversos estudiantes lesionados y el suicidio del autor del tiroteo – un menor de 11 años de edad – el arzobispo primado de México, Carlos Aguiar Retes, sostuvo que es urgente preparar a la niñez mexicana para enfrentar los peligros de la adolescencia.

En la homilía de este domingo durante la misa en la catedral metropolitana, el jerarca católico pidió a madres y padres de familia conformar hogares donde haya fraternidad, amor y la enseñanza de Jesucristo se refleje en sus conductas hacia los más necesitados.

Tenemos hoy en este tiempo una urgencia de preparar los niños para que cuando lleguen a la adolescencia no se suiciden, no se aficionen a las adicciones, no vayan a la violencia, a la codicia de quererse enriquecer y meterse en la delincuencia organizada; si no los formamos estaremos dejándolos indefensos para ser auténticos hijos de Dios que construyen fraternidad; les pido a todos ustedes que tomemos conciencia de éste compromiso bautismal de ser verdaderamente hijos de Dios y que a los niños les ofrezcamos y entusiasmemos para conocer mejor a Jesús”, detalló en su mensaje a la feligresía el cardenal Retes.

En ese sentido, el cardenal cuestionó a aquellos padres y madres que deciden no enviar a sus hijos al catecismo y generar así un desprecio al regalo que significa ser hijo de Dios una vez que los seres humanos son bautizados.

Podemos preguntar si le hemos dado a nuestros hijos ésta formación en la fe que nos ofrece la iglesia a la catequesis; si no nos formamos para conocer el regalo de Dios, no lo vamos a saber utilizar, lo despreciaremos ignorándolo, hay muchos padres de familia que se resisten a enviar a su hijos al catecismo y más cuando les dicen: van a ser cinco años, seis años; ¡qué barbaridad para hacer eso y llegar a la primera comunión, es mucho tiempo para recibir la confirmación!; nunca es mucho tiempo para poder aprender a ser el hijo de Dios que se quiere de nosotros”, agregó el cardenal, quien al término de la misa entregó juguetes a los niños en nombre de Los Reyes Magos.

Antes de despedir la misa, el arzobispo primado de México recibió felicitaciones y aplausos por su cumpleaños del pasado 9 de enero.

Cabe destacar que previo al arranque de la celebración eucarística, el cardenal bendijo la escultura Jesús sin hogar, que se ubica en el atrio de la catedral metropolitana y simboliza la ayuda que se debe dar a los más necesitados.