Masacre en Tailandia deja 27 muertos, incluido el agresor

La policía mató este domingo a un soldado en un centro comercial del noreste de Tailandia, donde se había atrincherado tras haber robado un arsenal y masacrado a 26 personas, una matanza que comentó en Facebook.

Veintiséis personas, incluyendo civiles (el más joven tenía 13 años) murieron, indicó el primer ministro tailandés Prayut Chan-O-Cha said.

No tiene precedentes en Tailandia y quiero que sea la última vez que ocurre”, dijo ante el hospital, donde se estaba tratando a las víctimas.

Prayut, un exmiltiar, dijo que el móvil del ataque fue un “problema personal” por la venta de una casa aunque se desconocen todavía los motivos.

El ataque tuvo lugar en el interior del centro comercial Terminal 21 en la ciudad de Nakhon Ratchasima, también llamada Korat, en el nordeste del país, donde el atacante opuso resistencia durante toda la noche, equipado con armas de asalto que robó en el cuartel.

Cuando despuntó el día se oyeron ráfagas de disparos, horas después de que las fuerzas de seguridad tomaran de asalto la planta baja y liberaran a decenas de clientes aterrorizados.

El atacante, un suboficial del ejército identificado como Jakrapanth Thomma, transmitió la masacre en su cuenta de Facebook.

El atacante fue abatido en torno a las 02H00 GMT, declaró el jefe la policía de supresión del crimen Jirabhob Bhuride.

Según un portavoz policial, murió a manos de comandos de élite de las fuerzas de seguridad durante una operación que movilizó a cientos de hombres.

Poco antes de la muerte del atacante, se vio una fila de ambulancias saliendo del centro comercial, mientras llegaban expertos de la policía.

Durante la noche se oyeron tiroteos y las personas fueron evacuadas del edificio en pequeños grupos.

Durante la operación, un policía murió.

Fue alcanzado y por desgracia no sobrevivió”, anunció el viceprimer ministro Anutin Charnvirakul.

Varios evacuados contaron cómo un día normal de compras en un centro comercial se convirtió en horror.

Fue como en un sueño … estoy feliz de estar viva”, contó Sottiyanee Unchalee, de 48 años, precisando que se había escondido en el baño en cuanto escuchó disparos.