La denigrante historia de cómo obligaron a Gloria Trevi a hacer calendarios

En los inicios de su carrera, Gloria Trevi fue retratada por Maritza López, quien en ese momento era considerada la mejor fotógrafa de desnudos en Latinoamérica. Y esto fue por mero capricho de su entonces representante Sergio Andrade.

En una entrevista para Univisión, la fotógrafa recordó varias anécdotas de los cuatro calendarios que tuvo a su cargo bajo la supervisión de Andrade antes de que explotara el escándalo que los envió a la cárcel.

Maritza recordó que Sergio ya mostraba un interés particular por ver a la cantante ligera de ropas, por lo que se le ocurrió hacer un calendario sensual. Fue así como inició el contacto entre la fotógrafa y Andrade.

Para 1992 se lanzó el primer calendario con un tiraje de 120 mil ejemplares, que se vendió, según recordó, como pan caliente.

El éxito nos sorprendía, honestamente. Gloria había dicho que quería ser presidente y que deseaba ser astronauta, ese fue también concepto para sus fotos”

Gracias a este calendario Gloria se convirtió en un sex symbol y, como era de esperarse para el año siguiente, Andrade ya estaba planeando el segundo, mismo que fue todo un escándalo debido a su alto contenido erótico.

El segundo calendario fue un escándalo y las ventas eran una cosa ridícula, se vendía como pan caliente. Yo hice las ediciones 1992, 1993, 1994 y 1995″, reveló Maritza para la fuente mencionada.

A medida que Maritza conocía más a Sergio, muchas de sus actitudes le empezaron a hacer ruido. Se dio cuenta que le gustaba estar rodeado de menores de edad y ejercer cierto poder sobre ellas, como dejarlas sin comer, ponerlas por horas bajo el sol y hacerlas sentir incómodas.

En ocasiones me mandaba chamaquitas para tomarles fotos y, pues, se las tomaba. Yo ya notaba que había niñas que no se separaban de Sergio. Un día tomábamos fotos en Cuernavaca y las niñas estaban vestidas de pants, muriéndose de calor, pero él decía que no tenían calor porque así funcionaban. Ese día las chicas ni siquiera cenaron y fue el mismo Sergio que para cenar les eligió un menú sencillo, ese fue el último calendario que yo hice, el que siguió lo hizo él, fue sin duda una ‘mamarrachada’”

La última vez que Sergio le pido a Maritza que trabajaran juntos ella se negó porque la sesión que proponía el representante de la Trevi era denigrante y también iba en contra de sus principios.

Se encargó de denigrar a Gloria, cosas que, al menos en los calendarios que yo hice, no permití. Quería aplastarle los senos, embarrarla de melcochas, ese día frente a Gloria le dije no a Sergio y ella hizo un gesto de agradecimiento que yo en ese momento no comprendí”

Finalmente, aunque Gloria sufría porque no quería hacer estas imágenes, siempre accedió a hacer lo que Sergio le pedía.