Choque de vagoneta contra tráiler deja 14 muertos; iban a vacacionar

El anhelo de vacacionar en Vallarta por parte de tres familias de Guanajuato terminó en una de las más cruentas tragedias vehiculares que se hayan registrado en los últimos años en Jalisco, por aparentes excesos en velocidad y cantidad de pasajeros a bordo de un transporte, considerando un balance final confirmado de 14 muertos y 12 heridos, siete en condición grave, incluyendo un bebé de aproximadamente un año de edad.

Y es que a bordo de una vagoneta Nissan Urvan para 15 pasajeros viajaban muy entrada la madrugada al menos 26 personas, entre niños, adolescentes, mujeres y hombres, desde San Felipe, Guanajuato y en dirección a la bahía de Vallarta en Jalisco; circulaban sobre el kilómetro 12 de la carretera Lagos de Moreno-Guadalajara, a la altura de Zapotlanejo.

Alrededor de las 5 de la mañana de este miércoles, dicha unidad, habilitada como transporte turístico, se impactó contra un tráiler cargado de tablas de madera que se encontraba estacionado en el acotamiento, provocando inmediatamente después del encontronazo un incendio que calcinó a la mayoría de las víctimas, entre las que se encontraban cinco menores de edad, de los 14 cadáveres finalmente reconocidos en dicho accidente.

Mientras que la cifra de heridos se ajustó a 12, luego de verificar las condiciones de salud de las personas trasladadas al Centro Médico de Occidente y al Hospital Regional de Tepatitlán para su atención urgente, en operativo que incluyó la intervención de un helicóptero de emergencias.

A decir de paramédicos de la Cruz Roja y rescatistas de Protección Civil de Jalisco, algunos de los heridos informaron que la gran mayoría de sus familiares se encontraban dormidos durante el viaje, cuando en un momento dado sintieron un fuerte golpe que incluso motivó fueran expulsados varios de ellos de la vagoneta, para luego escuchar una explosión al interior de dicha unidad, lo que provocó caos y desesperación entre los viajantes abordo, que inicialmente recibieron ayuda de paseantes que circulaban por la zona, puesto que se afirma que los servicios de emergencia llegaron casi una hora después de la conflagración.

Cabe señalar que dicho accidente provocó el cierre de la carretera de referencia por varias horas, mientras se realizaban las labores de rescate, en el que se incluyó la participación del helicóptero de emergencias médicas, así como las intensas tareas de peritajes efectuadas por personal del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses.