Caravana migrante da ‘portazo’ en frontera de Guatemala

Integrantes de la nueva caravana migrante que se formó ayer rompieron el cerco policiaco que Honduras había desplegado en su frontera para evitar el ingreso ilegal de los migrantes a Guatemala.

En la frontera se encontraban unos 150 policías hondureños que les impedían el paso, sin embargo, rápidamente fueron superados por los migrantes que gritaban “Fuera JOH” en referencia a las iniciales del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández.

La nueva caravana de migrantes hondureños, que aglutina a más de mil personas dispersas, continuó este martes su paso hacia la frontera con Guatemala, donde las autoridades de Honduras han reforzado la seguridad y han retenido a 60 menores que pretendían salir del país con la esperanza de llegar a Estados Unidos.

El primer grupo de hondureños, que suma más de 500, salió anoche en la caravana y llegó a Agua Caliente, fronterizo con Guatemala, donde las autoridades de Honduras han extremado las medidas de control migratorio para evitar su paso.

Muchos de los migrantes, entre ellos niños, mujeres y adultos mayores, atraviesan el territorio hondureño a pie, autobús o subidos en camiones o vehículos particulares que los llevan, pese a los constantes retenes policiales y militares.

La Policía Nacional Civil de Guatemala añadió que este martes también fueron detenidos nueve cubanos y siete congoleses, que fueron enviados hacia el albergue de migración en la zona 5 capitalina para su posterior deportación a su país de origen.

Unos 9 mil centroamericanos, en su mayoría hondureños, llegaron a México a partir del 19 de octubre de 2018 en distintos grupos, de los cuales más de 7 mil arribaron a las ciudades de Mexicali y Tijuana, estado de Baja California, para pedir asilo en Estados Unidos.

La nueva caravana migrante ha sido convocada por redes sociales, y uno de sus supuestos promotores, identificado Juan Carlos Molina, fue detenido este martes en el sector de Cofradía, departamento norteño de Cortés.

La encargada de negocios de la embajada de Estados Unidos en Honduras, Heide Fulton, pidió a través de un mensaje en Twitter a los hondureños que no pierden su “tiempo y dinero en un viaje destinado a fracasar”.

El camino es largo y extremadamente peligroso”, subrayó la diplomática estadounidense, que en los últimos días ha señalado que la travesía está “llena de amenazas y dolores”.

Según la Cancillería de Honduras, ninguno de los miles de migrantes hondureños que en octubre pasado emprendieron viajes en caravana para llegar a Estados Unidos “ha logrado que se le conceda asilo político o permiso para permanecer en ese territorio de forma regular”.

Al menos once hondureños de esas primeras caravanas murieron en su intento por llegar a territorio estadounidense.