“Chalecos amarillos” intentan invadir casa de verano del Presidente francés

Una cuarentena de “chalecos amarillos” intentaron el jueves sin éxito entrar en el Fuerte de Bréganç on, la residencia de verano de los presidentes franceses en la Costa Azul, sudeste de Francia, indicó el viernes a la AFP un alcalde local.

“La gendarmería intervino para bloquear en la zona del caserío de Cabasson una cuarentena de chalecos amarillos que querían ir hacia el fuerte de Brégançon”, en principio desocupado, explicó el alcalde de Bormes-les-Mimosas, Franç ois Arizzi, que confirmó una información del diario francés Var-Matin.

En su edición del viernes, este periódico regional ilustró con fotografías el juego del gato y el ratón en el que participaron el jueves manifestantes y gendarmes cerca del Fuerte de Bréganç on, situado en un pequeño cabo en la Costa Azul.

Contactado por la AFP, el servicio de prensa del Elíseo prefirió no comunicar el lugar donde se encuentra actualmente el presidente francés, Emmanuel Macron, para festejar el fin de año, tras un otoño caliente en Francia marcado por el movimiento de los “chalecos amarillos”, una movilización transversal contra la política fiscal y social del gobierno francés.

Según Arizzi, que habló de una “acción simbólica”, los “chalecos amarillos” volverán a intentar este viernes entrar en el Fuerte de Bréganç on.